Wikipedia: 20 años de conocimiento libre
[ Patricia Horrillo, fundadora de Wikiesfera ]

Hoy, 15 de mayo de 2021, Wikipedia cumple 20 años y a mí me sigue sorprendiendo su mera existencia. Aunque me abrí una cuenta hace casi 13 años, empecé bastante antes a brujulear de forma anónima, corrigiendo los errores de ortografía y puntuación que encontraba al leerla. Me parecía mágico que se pudiera contribuir de esa manera a un proyecto cultural con ambición universal. Reconozco que, desde que supe algo más sobre su funcionamiento, me fascinó el sistema de documentación colaborativa que supone la wiki semántica. Me di cuenta de que, por primera vez en la Historia, existía una herramienta que nos permitía elaborar de forma colectiva y distribuida lo que pasaba a nuestro alrededor. ¿No es verdaderamente increíble?

Veinte años después de su nacimiento, me sigue pareciendo algo profundamente poderoso el que cualquier persona, desde cualquier parte, pueda aportar a esa narración grupal, aprendiendo una técnica muy accesible. Aunque parezca muy radical lo que voy a decir, considero que ésta es una revolución de clase en la que podemos romper con la élite tradicional que tradicionalmente ha establecido la verdad histórica. El acceso a esta tecnología nos ha permitido cuestionar desde multitud de puntos de vista los hechos estáticos e inmutables, y entender la Historia como un proceso de procesos, y nunca más como una foto fija.

A nivel conceptual, creo que Wikipedia ha ganado, además, lo que a mí me gusta llamar como “la revolución del cualquiera”. Pese al desprecio que muchas personas muestran en público sobre que “la puede escribir cualquiera” y, por lo tanto, “no te puedes fiar de ella”, el triunfo está en los millones de consultas diarias que recibe y su utilización como punto de partida para conocer o investigar algo. La idea de que algo construido por mucha gente voluntaria, de quienes no se puede conocer su identidad, no tiene valor o calidad ha desaparecido casi por completo. Aunque sigue siendo fundamental que seamos críticas con lo que leemos, dentro y fuera de Wikipedia, y debemos aprender a contrastar la información sin importar de dónde venga. 

También es necesario que, aparte de criticar la falta de contenido o de calidad que puedan tener los artículos que leemos, incorporemos la acción de aportar y corregir lo que podamos. Se trata de no ser solamente lectores de Wikipedia y esto supone un cambio de paradigma: en lugar de delegar en otros (expertos, élite, representantes…) la excelencia de algo de lo que nos beneficiamos diaria y gratuitamente, asumamos la responsabilidad individual y colectiva de que ese lugar sea mejor gracias a nuestras aportaciones, por pequeñas que sean. No sabéis lo importante que es corregir errores o actualizar información de cualquier tipo. Contribuir al bien común es un objetivo altruista del movimiento Wikimedia al que jamás debemos renunciar.

En estas dos décadas de vida, la enciclopedia online libre, abierta y gratuita se ha consolidado ante la opinión pública. Desde mi punto de vista, pese a los evidentes logros que ha alcanzado, debería estar mucho más presente en el mundo de la academia como herramienta de trabajo, y no solo de consulta. Convertir a alumnas y alumnos de cualquier grado en jóvenes investigadores y editores de contenido debería ser uno de los principales objetivos del movimiento para los próximos años. Ojalá la siguiente etapa sea la de la educación CON Wikipedia.

Algo de lo que podemos sentirnos orgullosas es que Wikipedia es uno de los pocos sitios que mantiene sus principios de herramienta libre, abierta y colaborativa, de todo Internet. Donde antes pensábamos que se podía construir una sociedad digital con otros parámetros alejados del mercado, ahora vemos que la mayoría de espacios se han convertido en cotos privados y cerrados donde se trafica con nuestros datos y se nos bombardea con publicidad. Wikipedia se alza en medio de ese Nuevo Mundo salvaje y hostil como un pequeño-gran oasis donde todavía podemos presumir de defender un sistema que, pese a sus problemas e imperfecciones, sesgos y falta de diversidad, sigue siendo la mejor experiencia de acceso universal y gratuito al conocimiento. 

¡Larga vida a Wikipedia! 💪🏻

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.